Estadística e investigación

El departamento de estadística e investigación se encarga de

1. Recolección de Precios al Consumidor

El proceso de recolección de precios se lleva a cabo por un equipo que recorre los establecimientos que prestan servicios y distribuyen bienes para los consumidores. La recolección de precios se efectúa específicamente sobre el grupo de alimentos de la canasta básica familiar que la Confederación ha determinado para un seguimiento minucioso. La cotización de precios se realiza con base en una descripción de especificaciones asociadas a cada bien o servicio, que incluye marcas, presentaciones, unidades y características adquiridas por el consumidor.

Fuentes básicas de Información e investigación

2. Brindar asesoría personal y telefónica en aspectos relacionados con:

Preguntas frecuentes

¿Qué productos hacen parte de la canasta básica?

Los productos que hacen parte de la canasta básica son los siguientes: Arroz para seco, harina precocida, pasta para seco, galletas de sal, papa de primera, yuca, plátano verde, cebolla larga, cebolla cabezona, tomate, zanahoria, habichuela, fríjol verde, fríjol seco, arveja verde, arveja seca, lentejas, naranjas, bananos, tomate de árbol, moras guayabas, limones, maracuyá, carne de res sin hueso, carne de res con hueso, carne de cerdo, pollo, pescado, huevos, leche pasteurizada, queso campesino, aceite vegetal, margarina, panela, azúcar, café molido, chocolate, sal y gaseosa.

¿Qué   son los mercados móviles?

Los mercados móviles son una estrategia de distribución urbana de alimentos de atención directa que acerca a productores y consumidores.

¿Qué   actividades realiza  la CCC frente a los Mercados Móviles Comunitarios?

Visitas a Mercados Móviles – Comunitarios

La Confederación y sus filiales velan por esta estrategia de distribución urbana de alimentos que acerca a productores y consumidores; por lo tanto  participan en el desarrollo y vigilancia de este programa, coordinando diversas acciones en cumplimiento del el Artículo 4° del Decreto 1485/96.

Cobertura del programa:

a. Bogotá
Aunque los alcaldes menores han reubicado los puntos de venta de los mercados móviles, en acatamiento a las normas que protegen el espacio público, estos continúan prestando un muy significativo servicio a la comunidad por intermedio de varias empresas comercializadoras de alimentos, las cuales cubren un total de 95 puntos de venta.

b. Otras ciudades
Manizales: 19 puntos de venta que incluyen las poblaciones de: Manizales, Villamaría y Chinchiná.
Neiva: 6 puntos de venta.

Labores Ejecutadas

a. Supervisión de los mercados móviles

Las organizaciones de consumidores de acuerdo con sus funciones vigilan el desarrollo de los mercados en lo referente a:

– El cumplimiento de las normas establecidas en el Decreto 1485/96 del Ministerio de Desarrollo Económico
– La exactitud de pesas y medidas
– El cumplimiento de las normas mínimas de sanidad y aseo

Control de Calidad:

Durante las visitas que se realizan a los mercados, siempre se hacen observaciones especiales sobre la variedad, tamaño, madurez, presentación, etc., de los productos que se expenden, para buscar que la idoneidad de los mismos corresponda a las normas existentes sobre la materia.

Divulgación:

Por conducto de los siguientes medios se hace la divulgación de los servicios que prestan los Mercados Móviles en ciudades diferentes al Distrito Capital.

– Programa televisivo y radial “EL BOLETÍN DEL CONSUMIDOR”
– Perifoneo móvil en los puntos de venta
– Hojas volantes

Ejecutores de la supervisión de los mercados móviles:

a. En Bogotá

– Departamentos de Estadística e Investigaciones y de Desarrollo Comunitario de la Confederación.
– Asociación Distrital de Ligas de Consumidores de Bogotá.
– Los funcionarios de la Confederación visitan regularmente los puntos de venta, tres veces durante cada semana.

b. En otras ciudades

– Las organizaciones de consumidores de las ciudades que tienen programas de Mercados Móviles.

¿Qué  es el IPC?

El IPC resulta importante para todos los que ganan y gastan dinero, porque cuando los precios aumentan, el poder de compra del peso colombiano cae, y cuando los precios caen, el poder de compra del peso se incrementa.

Para entender mejor la naturaleza del IPC, se debe pensar en el índice como una medida del porcentaje de cambio, a través del tiempo, del costo promedio de una gran canasta de bienes y servicios comprados por los hogares de Colombia, manteniendo constante la calidad y la cantidad de los bienes.

¿Qué   relación tiene el IPC para los consumidores?

La publicación mensual de resultados del IPC, en ocasiones provoca reacciones encontradas en éste o aquel agente o actor social. Ello se explica en la mayoría de las veces por el desconocimiento de las bases conceptuales, metodológicas y operativas asociadas a esta investigación estadística. Además, porque la información provoca la incredulidad propia de no sentirse representados cada uno en la cifra de inflación mensual. Estos son elementos propios de una cultura estadística poco difundida y profundizada, escasamente apropiada, entre la comunidad en general. La carencia de tales elementos culturales tiende a producir una “Cultura” visceral de las cifras.

Más allá, y en el caso particular del IPC colombiano, la pregunta que esboza la comunidad en general, con respecto a la información del IPC, es ¿Y dónde merca el DANE?

Para entender cómo el IPC puede medir el promedio de cambio de los precios al por menor que encuentran los consumidores del país –y este puede no coincidir en el caso particular de un individuo o de un hogar; total se trata de eso, de un promedio proveniente necesariamente de valores por encima y por debajo de él–, los consumidores deben tener certeza sobre el origen de la información que soporta la investigación en cuestión.

En primera instancia, lo que se debe preguntar al consumidor es, ¿De dónde sale la información para constituir la canasta de bienes y servicios sobre los cuales el DANE realiza el ejercicio de cotización cada mes? Además, ¿Cómo se puede ofrecer como inflación mensual un solo dato, que comprende la variación de precios de bienes y servicios de naturaleza muy heterogénea?, y posteriormente, preguntarse ¿Dónde realiza la cotización el DANE?

Respecto de las dos primeras inquietudes, la canasta para seguimiento de precios, y la forma de consolidar la información sobre precios en un solo dato, la respuesta se encuentra en otra encuesta especializada que aplica con regularidad el DANE, denominada la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos.

Esta encuesta, permite tener certeza sobre el patrón de gasto y consumo de muchas familias en el país, específicamente en las áreas urbanas de la mayoría de las capitales de departamento, se indaga sobre los gastos diarios de cada miembro del hogar, los gastos semanales, mensuales, semestrales y anuales del hogar. A partir de ésta información, y de manera agregada, se puede constituir un patrón de consumo general para los hogares del país.

La información así recolectada permite afirmar inexorablemente, en primera instancia, que ningún patrón de gasto o consumo de este hogar particular del país es igual al de otro hogar particular.

En segundo lugar, porque, aunque la lista de bienes y servicios que demandan los consumidores en su mayoría es la misma para todos los hogares, cada consumidor compra una combinación diferente de los mismo en cantidad y frecuencia de tiempo.

En consecuencia, por efecto de la agregación de los patrones individuales se obtiene un patrón de consumo generalizado, el cual permite seleccionar la canasta para seguimiento de precios y, además, derivar la estructura de ponderaciones derivadas del gasto (precio por cantidad) que da lugar a producir un dato consolidado del comportamiento de los precios de una gama amplia de bienes y servicios constitutivos del IPC.

Respecto a la pregunta sobre donde merca el DANE, la respuesta se encuentra en otra investigación estadística muy robusta que sirve para determinar el comportamiento del mercado laboral en Colombia, y es La Encuesta Nacional de Hogares. En un módulo especial de ésta, se indaga en una muestra representativa de hogares del país, los hábitos en materia de lugares de compra y donde hacen efectivo el gasto de consumo final, indagado en la Encuesta de Ingresos y Gastos.

Con esta información, se seleccionan las fuentes de información para el IPC, constituidas entonces por todos aquellos establecimientos donde el consumidor manifestó que hace efectivo su gasto de consumo final. Por lo tanto, la respuesta a la pregunta ¿dónde merca el DANE? es: El DANE merca donde los consumidores le informaron que mercan.

¿Qué se puede hacer con el IPC?

El propósito de uso de la información del IPC se puede circunscribir en cualquiera de los siguientes tópicos, que han sido detectados a través de la experiencia y por las consultas a los bancos de datos del DANE en todas las ciudades del IPC.

1. Factor de ajuste salarial

2. Factor de ajuste de estados financieros

3. Factor de ajuste para solución de demandas laborales, fiscales

4. Factor para el cálculo del incremento de los cánones de arrendamiento (Ley 820 de 2.003)

5. Factor para el cálculo de la pérdida de poder adquisitivo de la moneda

6. Factor para equilibrios en partidas de las cuentas nacionales

7. Factor de análisis del comportamiento de la economía.

Si tiene alguna duda o pregunta no dude en comunicarse con nosotros en cualquiera de nuestros  canales de atención  conózcalos

Si se siente inconforme con algún producto o servicio y quiere presentar una queja formal 

Taller virtual de regulación
Subir